Nace la Educación Inclusiva

Los padres de nuestros niños, niñas y adolescentes y jóvenes con discapacidad no tendrían por qué hacer peregrinaje para conseguir cupo en las instituciones de educación, ni públicas ni privadas. Así se plasma en la Constitución Política de Colombia de 1991;   las leyes 115 de Educación de 1994;   361 de 1997; 1098 de 2006;  el decreto 366 de 2009;  la ley 1346 de 2009 y la recientemente promulgada 1618, de 2013.  

La UNESCO señala: “La inclusión se ve como el proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes,  a través de la mayor participación en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, reduciendo la exclusión en la educación”.

La Educación Inclusiva Involucra cambios y modificaciones en contenidos, aproximaciones, estructuras y estrategias, con una visión común que incluye a todos los niño (as)  del rango de edad apropiado y la convicción de que es la responsabilidad del sistema regular, educarlos a todos.

Bases

•El principio de que cada niño(a) tiene características, intereses, capacidades y necesidades de aprendizaje distintos.  Los sistemas educativos deben estar  diseñados para ellos, así como los programas educativos puestos en marcha, teniendo en cuenta la amplia diversidad de dichas características y necesidades.

•Se ocupa de aportar respuestas pertinentes a toda la gama de necesidades educativas en contextos pedagógicos escolares y extraescolares.

•Método en el que se reflexiona sobre cómo transformar los sistemas educativos a fin de que respondan a la diversidad de los estudiantes.

Tipos de dificultades

Son objeto de inclusión  las personas que padecen:

•TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad) de todos los tipos

•Trastornos del aprendizaje y de las habilidades académicas.

•Trastornos del desarrollo.

•Trastornos fonológicos y del lenguaje.

•Dificultad motriz.

•Discapacidad intelectual (limítrofe, leve y moderada).