PROYECTO PEDAGÓGICO

ÁREAS RELACIONADAS: MATEMÁTICAS – LENGUA CASTELLANA – ARTÍSTICA – FÍSICA

JUSTIFICACIÓN:

Teniendo en cuenta que el trabajo de aula taller es un espacio de encuentro con lo concreto para comprender lo abstracto, de manipulación del material didáctico para el mejor razonamiento de las matemáticas se hace necesario un mayor énfasis en la propuesta para nuestra institución.

Entre los mensajes de los lineamientos curriculares de matemáticas y planes de estudio, a los maestros se les recomienda enseñar las matemáticas mediante una participación activa del estudiante, donde a través de talleres prácticos y la utilización de material concreto se construya y se afiancen los conocimientos del área.

En el artículo Conocimientos, juegos y materiales educativos, la investigadora Vargas de Avella concluye que los materiales de trabajo para que contribuyan a crear ambientes de aprendizajes deben responder a una intencionalidad pedagógica que va desde lo decorativo del ambiente, hasta lo más complejo en su relación con el desarrollo de las habilidades del pensamiento matemático.

Al igual que los libros, los multicubos, los rompecabezas, los bloques lógicos, el geoplano, el ábaco, el dominó, los dados y las regletas, entre otros; pueden ser solamente un pasatiempo si las intenciones del maestro no están dispuestas a la apertura de un espíritu investigativo, una actitud reflexiva y una observación crítica por parte de sus alumnos.

Los niños y las niñas deben encontrar en los materiales coherencia con los procesos de construcción del conocimiento. Los materiales aislados sin relaciones entre sí, distraen, disminuyen la atención y la concentración y no fortalecen los procesos de aprendizaje.

Los materiales educativos operan como instrumentos que facilitan el proceso de pasar de lo lúdico a la actividad productiva del aprendizaje sin renunciar a sus fantasías, a su imaginación, ni a su movimiento.

En el momento presente y para los desarrollos actuales basados en observación de desempeños, es necesario cultivar en nuestros niños y niñas mentes abiertas, indagadoras, apasionadas por el descubrir y el crear, para lo cual es necesario proporcionar los ambientes de aprendizaje que posibiliten esa tarea.

Las acciones y operaciones mentales tienen su origen en lo concreto, en el mundo físico. Como el niño en su contacto con el exterior se orienta a través de la intuición y el tacto, el material le sirve para un contacto con la realidad; más tarde, por abstracción y siguiendo un camino que parece preestablecido por la inteligencia, separa lo esencial de lo accidental y así descubre nuevas ideas matemáticas y afianza otros conceptos.

Hay que destacar una idea básica acerca de su empleo “el material es para el estudiante” no para explicaciones, ilustraciones o ejemplos intuitivos del maestro en su clase, su uso debe fundamentarse a partir de situaciones problema en supuestos pedagógicos discutidos desde la experimentación y la investigación dirigida; de acuerdo con una situación matemática y los retos impuestos por los diferentes juegos. De esta manera el material concreto manipulable, no es únicamente para la recreación, ni para cumplir una misión instrumental o decorativa, sino, para que el estudiante en todo momento, en forma lúdica, pueda realizar y fortalecer el aprendizaje de la matemática.

 

OBJETIVO GENERAL:

Fortalecer los niveles de asimilación conceptual del área de matemáticas por medio del uso del material didáctico.

 

ACTIVIDADES:

Las acciones desarrolladas en el proyecto se enmarcan dentro de las clases de matemáticas y física. Se dispone del material para asociarlo a la explicación de cada una de las temáticas del período y se manejan diversas actividades como:

Práctica libre: el alumno tiene contacto con el material sin instrucción alguna, más que realizar sus propias creaciones.

Prácticas individuales: teniendo en cuenta la guía del docente el estudiante realiza los ejercicios, los cuales son revisados por el maestro. No hay intervención del lenguaje entre pares.

Prácticas por equipos: se realizan las actividades en equipos, buscando que haya una verdadera intervención del lenguaje y la convivencia. Exposiciones con temáticas sociales desde las perspectivas matemática y física.

Socializaciones grupales: correspondientes a las evaluaciones de asimilación en las que se interviene ante todo el grupo.